COMO LO HACEMOS

 

La importancia de saber expresar ideas, sentimientos y de escuchar no puede ser subestimada, proporciona información valiosa, hace sentir importante al que habla, permite al interlocutor evaluar la naturaleza y el alcance del problema, y desarrollar un plan con el que buscar soluciones.

Con la comunicación terapéutica, establecemos un rol de ayuda, escucha y diálogo. La relación que se establece a través de la misma, se convierte en algo intrínseco, formando parte del propio proceso comunicativo, ya que la persona mayor, percibe que en todo momento cuenta con nuestra ayuda y dedicación.

 

“Una idea no importa lo interesante que sea, no sirve hasta que es transmitida y entendida por los demás.”